¿Que es una actualización y que tipos de actualizaciones existen?

Vivimos en un mundo tan conectado a los dispositivos que el término “actualización” no le suena extraño a prácticamente ninguna persona. Nos avisan, aceptamos y listo. Sin embargo… ¿terminamos de saber qué es una actualización en realidad y que implica?.


Si vamos más allá también podemos preguntarte si sabes diferenciar entre los tipos de actualizaciones que existen y si, cuando haces los updates que tu teléfono, o cualquier otro dispositivo, te demanda, sabes qué estás instalando exactamente.

Puede parecer que, a día de hoy, poco importa si sabemos o no qué ocurre en nuestros dispositivos puesto que, las actualizaciones terminan siendo prácticamente forzosas (no hay más que ver la insistencia de Microsoft para actualizar Windows 10, por ejemplo). Esto hace que el usuario termine por resignarse y terminar aceptando cualquier nuevo update.

Nuevas alertas, seguridad, más funcionalidades, parches, mejoras, traducciones, versiones posteriores… Por lo visto, hay mucho que mejorar en nuestros dispositivos y softwares y, ya que vamos a hacerlo, ¡qué menos que saber qué es una actualización y qué tipos existen!

¿Que es una actualización? Definición, concepto y significado


A pesar de lo que podría parecer por los incontables tipos que hay, el concepto de actualización tiene un significado muy sencillo. Se trata de un proceso llevado a cabo con un resultado de mejora del sistema de un dispositivo o programa, haciendo que se encuentre en una versión posterior a la que tú dispones.

En la actualidad, este término parece estar acuñado principalmente dentro del mundo de la informática, donde se habla de una actualización a nivel de software o de hardware. Los updates son creados para arreglar problemas o incorporar mejoras a los sistemas. Como hoy en día los programas deben tener gran cantidad de revisiones para ser competitivos, estos se actualizan con mucha periodicidad.

En ocasiones, pueden crear un receso en la utilización de los programas debido, principalmente, a que se sacan al mercado programas muy rápidamente y los programadores detectan errores que afectan a la integridad del software. Por este motivo, se debe sacar lo que ellos denominan en términos informáticos “parche“, pero se trata realmente de una actualización del programa que incluye soluciones para esos fallos detectados por los programadores en la versión que se considera oficial.

Pero las actualizaciones no sólo deben hacerse para arreglar errores en las aplicaciones, sino que también se publican debido a la complejidad de los equipos que tienen los usuarios en la actualidad. El permitir multitud de configuraciones diferentes hace que para los desarrolladores sea complicado dar con la diversidad de fallas y entonces vayan arreglando a medida que se les van presentando las dificultades.

Nuevas actualizaciones disponibles para instalar


En el apartado relacionado con las mejoras de los videojuegos, podemos decir que los desarrolladores no tienen culpa de la gran cantidad de actualizaciones a las que el usuario se ve sometido. Esto es debido a la presión que ejercen las comercializadoras, ya que la fecha de lanzamiento que ellos ponen es inamovible y siempre con un margen bastante corto. Por ello, quien programan, diseñan y desarrollan un título crean y ofrecen una versión completa para lanzar al mercado pero que precisa realizar pruebas y correcciones de la misma y no queda otra que hacerlo con el juego ya en manos de los usuarios.

Esto no gusta, está claro, principalmente por el retraso que supone a los consumidores el tener que perder tiempo para trabajar en su dispositivo, en ocasiones el mismo día que se publica el software en cuestión. No todos los usuarios tienen internet a gran velocidad en su domicilio. Además, el detalle principal, estos usuarios han comprado un producto y se merecen un servicio completo y adecuado a la inversión que han realizado.

En algunos casos, incluso las propias compañías les obligan a pagar ciertas cantidades en el caso de que tengan que descargarse una actualización, cuando debería ser de manera gratuita. Aunque estos son opiniones que nada tienen que ver con los updates y  pero siempre puede venir bien conocerlo.

En líneas generales, esto es una actualización; un paquete de datos que se descarga e instala en tu dispositivo para mejorar de alguna manera la información de que dispones. Como ves, la motivación suele ser diversa pero el concepto se mantiene.

Algunos sinónimos para este concepto y que podrás encontrar en cualquier lugar son:

  • Update
  • Paquete de datos de mejoras
  • Archivos de mejora
  • Parche
  • Upgrade
  • Mejora (sin más)…

¿Por qué es tan importante mantener las actualizaciones al día y para que sirven?


El debate principal que se abre para las organizaciones cuando aparece una nueva actualización es el de conocer si estos programas o sistemas operativos updateados cumplen con las condiciones de seguridad. En muchas ocasiones, estos parches se crean como mejora debido al descubrimiento de nuevas vulnerabilidades de seguridad dentro del sector.

Cada empresa encargada de un sistema operativo crea una regla para revisar sus vulnerabilidades de seguridad en determinados momentos. En el caso de Microsoft, por ejemplo, ellos lo hacen siempre el segundo martes de cada mes.

Si nuestro sistema operativo nos ofrece una nueva actualización que reviste importancia respecto a la seguridad, debemos instalarla lo antes posible, ya que el riesgo de ataque hacia nuestro sistema es muy elevado, aunque no lo consideremos así.

Windows tiene un sistema de clasificación para que puedas determinar si las llevas a cabo y alertarte del nivel de necesidad de que las incluyas en tu sistema, aunque, como siempre decimos, todas las actualizaciones son fundamentales para el buen funcionamiento de cualquier sistema.

El sistema de clasificación de Windows, que es el de referencia y uno de los más importantes (para quien usa Windows, claro está) se divide en:

Todas las versiones Logos Sistema Operativo Windows

  • Actualizaciones importantes (imprescindibles para el buen funcionamiento del sistema)
  • Recomendadas (suponen una mejora para el sistema)
  • Opcionales (no suponen mejoras, sino que añaden programas nuevos para el sistema)

Los riesgos que se pueden presentar en el caso de que haya una actualización pendiente en referencia a la seguridad de un sistema son:

  • Gusanos o troyanos
  • Exploits
  • Malware
  • Vulnerabilidades

Con toda esta información, lo que se pretende indicar es que es muy importante mantener a nuestros equipos protegidos ante la aparición de software malicioso y una de las herramientas fundamentales que tenemos a nuestro alcance es la de las actualizaciones o updates. Supone perder un rato de nuestro tiempo en instalarlas, pero va a aportar una solución y protección a largo plazo para nuestro sistema ante los ataques de malware y ciberdelincuentes, que aunque no lo creas, son mucho más comunes de lo que se cree.

Recordemos que no sólo es importante mejorar nuestro sistema operativo, sino que también hay que revisar las instalaciones de datos que puedan surgir para las aplicaciones que utilizamos a diario. Cada empresa las publica para estos y, una vez que se conectan a Internet, algunos revisan si existen. Los desarrolladores preparan cada programa para que actúe ante las mejoras como sea más eficiente para ellos.

Cuando se localiza un error en un programa el procedimiento de trabajo es el siguiente:

  • Se informa al proveedor, que buscará la importancia del mismo y desarrollará una solución o parche, que luego expondrá al usuario en forma de actualización.
  • Una vez conformada, añadirá las posibles mejoras que haya podido realizar y sacará al sistema la solución.
  • A partir de ahí cada sistema o programa seguirá los pasos marcados también por los programadores de la aplicación. Esto incluye, por ejemplo, si en el momento en que el dispositivo se conecte a internet se descarga automáticamente el paquete de mejoras o si esperará a que el propio usuario dé su visto bueno para hacerlo.
  • A partir de ese momento, llega el turno nuevamente para los desarrolladores del malware, los conocidos piratas, que serán los encargados de buscar nuevos puntos débiles en el sistema o aplicación y atacarlos.

En definitiva, disponer de updates hace que estemos seguros y que, además, dispongamos de todas las mejoras, a cualquier nivel, que existan para nuestros productos.

¿Que tipos de actualizaciones hay?


Como hemos podido ir adelantando, existen paquetes de datos de mejora de todo tipo. De esta manera, cada actualización es mucho más precisa que si se uniesen todo tipo de archivos (de solución de errores, de seguridad…). Veamos qué tipos de actualizaciones existen y en qué consiste cada una de ellas.

De apps (WhatsApp, Facebook, Instagram…)

En el caso de las aplicaciones, debemos tener en cuenta que existen dos tipos de instalaciones de nuevos datos principalmente. Por un lado, tenemos actualizaciones de corrección de errores y, por otro, las que incluyen mejoras de estabilidad y rendimiento en nuestros teléfonos y tablets. Los programadores deben indicar qué mejoras veremos en el momento en que se termine de realizar el update, lo cual es bueno para animarnos a hacerla lo antes posible.

De todas maneras, existe un apartado dedicado en cada aplicación a los “changelogs”, que es donde cada desarrollador indica lo que se va a modificar. En iOS si no rellenan ese apartado se ve penalizada la aplicación, pero en el caso de Android esto no ocurre y muchas veces los programadores no redactan nada, con lo que el usuario se muestra descontento ante dicha acción. Muchos de vosotros estáis interesados en instalar la nueva actualización de Whatsapp, y es que esta app es una de las que mayor cantidad de mejoras saca cada poco tiempo.

De sistemas operativos (Android, Windows, iOS, MacOS, Linux, Ubuntu…)

Todas las versiones sistema operativo iOS

En el caso de los sistemas operativos, las actualizaciones deben estar siempre al día ya que una pequeña fisura, por mínima que sea, es la manera que tienen los piratas de hacer daño a un mayor número de personas, y tocar un SO no es una tontería precisamente.

Cada sistema operativo decide la gravedad que existe por no instalar los datos novedosos y, en caso de considerarse de importancia (como ocurre prácticamente siempre en el caso de los SO) lo hace de manera obligatoria, sin pasar por el filtro del permiso del usuario, lo cual es importante para que el equipo no quede desprotegido en el momento en que se conecte a Internet.

De software informático

Existen fundamentalmente dos tipos de actualizaciones de software informático:

Actualizaciones de seguridad: Estas sirven para controlar algunos problemas que, de otra manera, podrían afectar seriamente a nuestros dispositivos, normalmente hablamos de actualizaciones automáticas.

Además, el dispositivo busca para realizarlas un momento en el que no se está utilizando para no interrumpir otras actividades aunque, en ocasiones, cuando no se ha podido realizar la mejora correspondiente, esta termina ejecutándose en cualquier momento, al límite, pudiendo interrumpir gravemente nuestra actividad.

Actualizaciones manuales: Son aquellas que se hacen de manera programada o en el momento en que se demandan, pero con la confirmación del propio usuario.

Esto no siempre es lo más recomendable, pero sí que es cierto que en ciertos casos, “no pasa nada”, por tratarse de mejoras que difícilmente tengan algo que ver con que nuestra seguridad se vea comprometida.

Por ello, lo que se debe hacer en el momento de conectarnos a la web del producto en cuestión es revisar si existe algún update disponible y notificarlo al encargado de hacerlo o hacerlo nosotros mismos si tenemos permiso para ello. Si hay uno disponible, podemos elegir bajarnos los datos e instalarlos o, por el contrario, lo dejaremos pendiente para otra ocasión; como deseemos.

De hardware


En el caso del hardware, se pueden realizar cambios en los componentes físicos. Esto no siempre suele ser sencillo y actualizarlos requiere de una evaluación del PC. Se trata de decidir si el ordenador que utilizamos como máquina tiene los componentes básicos y el software más moderno.

Lo más importante es revisar la placa base y, en función a la misma, decidir lo que se instala y si el update entrará en conflicto con lo que tiene pre-instalado cada uno de los perífericos y los cambios que habría que hacer. Esto se debe de hacer para la CPU, memoria central y sistema de E/S. Puedes ver una guía de como renovar la tarjetas gráficas aquí, y como mejorar la memoria RAM de tu ordenador desde aquí

Por seguridad

Las actualizaciones de seguridad son, quizás, las más importantes. Se trata de un conjunto de datos que se desarrollan tras un estudio del elemento a proteger y de los tipos de ataques y tendencias cibercriminales.

Se instalan todo tipo de componentes que tienen como objetivo único blindar nuestro sistema o software para que ningún ataque exterior penetre en él. Aquí reside la importancia de mantener un dispositivo o programa siempre al día.

Una mejora de seguridad para tu dispositivo debe realizarse inmediatamente para olvidar que existe y que nuestro sistema puede quedarse sin recibirla. No debemos frenar una actualización de seguridad de ningún tipo.

Importantes

En el caso del sistema operativo Windows, se permite configurar la importancia de las aplicaciones para especificar la manera en que se realizará la descarga.

  • Instalar aplicaciones automáticamente“: Esta es la configuración que se debería tener por defecto, según nuestro criterio, sobre todo en el caso de ser un equipo cliente, donde es preferible que haga todo solo.
  • Descargar aplicaciones, pero permitirme elegir si quiero instalarlas“: Permite tener el control sobre lo que se está instalando en cada momento en el sistema. Una vez descargado el contenido de mejora, se nos mostrará un mensaje para realizar la instalación del mismo. Esta configuración es la más recomendable para los sistemas y servidores.
  • Buscar actualizaciones, pero permitirme elegir si quiero incluirlas en mi sistema“. Esta opción funciona como la anterior, pero en este caso, debo aprobar incluso la descarga del contenido. El sistema sólo nos avisa de que, efectivamente, hay paquetes de datos que se pueden incluir según la versión en la que nos encontremos.
  • No buscar actualizaciones“. Esta opción debería, directamente, no existir. Esto es, porque deja toda la responsabilidad de la mejora sobre el usuario, con lo que el sistema estará en riesgo demasiado tiempo. Hay quien puede pensar que es lo más cómodo para que “no nos anden molestando”. Sin embargo, acordarse de buscar actualizaciones no es lo común y, al final, nos encontramos con equipos y dispositivos desprotegidos.

Automáticas

Windows Update programa para actualizar

Automatizar este sistema de descarga a mí parecer es un completo acierto. El usuario no quiere perder tiempo de trabajo y, hacerlo para decidir las actualizaciones que se van a instalar o no, es una manera de hacerlo. Yo estoy de acuerdo con que debe existir un control de las mismas, para no perder tiempo cada vez que enciendo un dispositivo y nos pide actualizar.

Por este motivo, el usuario debe poder elegir la periodicidad en función al sistema de actualización. Si se marca una como importante, entonces en el momento que aparezca una nueva, te pedirá confirmación para la descarga e instalación. Si marcamos otras opciones, los momentos de instalación variarán.

Manuales

Esta es la contraprestación al apartado anterior. Cuando se declara este tipo de update, hay que tener en cuenta que en el momento en que aparezca cualquier notificación, nos pedirá confirmación para comenzar la descarga e instalación; precisando de nuestra confirmación sí o sí. Por ello, debemos valorar si esto nos corta demasiado en nuestro trabajo diario.

Disponibles

Se trata de cualquier paquete de datos posterior a la versión de que dispongamos nosotros. Son las que existen y están, como su nombre indica, actualizaciones disponibles. Según la consideración que les hayamos dado, se habrán descargado en nuestros dispositivos o ni eso.

Pendientes

Esto es muy útil sobre todo para las aplicaciones que tienen actualizaciones que no afectan a su integridad. En este caso, se permite que queden “en cola” o pendientes. Son las que, de una manera u otra, están intentando acceder a nuestro dispositivo, ya sea porque las hemos configurado de esa manera o por cualquier otro motivo.

Opcionales

En el caso de ser updates opcionales es porque se ha creado alguna mejora a nivel de solicitudes pedidas, pero que, de no desearlo, no tenemos ni que informarnos sobre ellas. En el caso de que no se haga su instalación se irá avisando con diferentes códigos de la existencia de la misma, pero, como decimos, eres libre de decidir si la deseas o no porque su contenido no es, en absoluto, esencial.

Recomendadas

Estas actualizaciones, aunque no estén programadas como automáticas, deben hacerse lo antes posible, sobre todo en el caso de que afecten al propio sistema operativo o a aplicaciones conflictivas, de traspaso de datos vía web.

Esto es así porque tienen un gran peso en cuanto a importancia de su contenido. Si el creador te las recomienda es porque incluyen información que debe estar en tu dispositivo.

Si te quedaste con alguna duda o pregunta, déjalas en los comentarios, seguro que será de gran ayuda para más miembros de la comunidad gracias! 😉

Resumen:
Fecha de revisión:
Artículo revisado:
¿Que es una ▷ ACTUALIZACIÓN? Conoce los Tipos y su Importancia
Puntuación:
51star1star1star1star1star
¿Nos das 5 estrellas? 🙂
[Total: 3 Media: 5]

Deja tu comentario, es gratis!

  ◀ Acepto los términos de privacidad

  1. Responsable: ComoActualizar.com
  2. Finalidad: Envío por email de noticias y novedades
  3. Legitimación: Tu consentimiento expreso
  4. Destinatario: Lista de suscriptores alojada en Wordpress
  5. Derechos: Acceso, rectificación, supresión, anonimato, portabilidad y olvido de sus datos